El mercado de la electricidad en la República Dominicana consiste en tres compañías estatales de distribución, una compañía estatal de transmisión y decenas de generadoras tanto privadas, semipúblicas como públicas. Cada compañía puede dedicarse exclusivamente a una de las tres antedichas actividades excepto en el caso de que las distribuidoras, las cuales pueden tener una participación de hasta el 15% en generadoras.

La Ley General de Electricidad regula todas las etapas de la producción, transmisión, distribución y comercialización de electricidad, así como las funciones de los órganos estatales competentes que supervisan el sector energético. Estos órganos son esencialmente la Comisión Nacional de Energía (CNE), como órgano trazador de las políticas del sector y la Superintendencia de Energía (SIE), como órgano regulador. Para participar en el sector se requiere una concesión de la SIE, la cual no distingue entre capital nacional y foráneo, pero si se atribuye control sobre los precios cobrados a los usuarios, los cuales varían por zona.

Una de las principales ventajas del sector es la exención de impuestos sobre los hidrocarburos comprados para generación eléctrica, así como diversas exenciones fiscales en el área de energías renovables o alternativas.

¿Cómo podemos ayudarle?