Inicie su negocio

La ley dominicana reconoce las siguientes formas societarias de hacer negocios en el país, regulando, entre otras cosas, lo relativo a la razón social, capital y transferencia de participaciones en dichas formas corporativas así como la administración, supervisión, toma de decisiones, transformaciones, fusiones, escisiones y disoluciones corporativas.

SOCIEDAD ANÓNIMA
La Sociedad Anónima (S.A.) es una entidad de responsabilidad limitada conformada por dos o más socios, cuya responsabilidad por las pérdidas de la sociedad se limita a sus aportes.

La estructura de las sociedades anónimas ha sido diseñada con el propósito de organizar grandes empresas que requieren, sobre todo, importantes niveles de control sobre sus gobiernos corporativos. Las sociedades anónimas pueden o no acudir al mercado de valores como fuente de financiamiento o expansión de sus operaciones, en cuyo caso, requerirán de autorización de la Superintendencia de Valores de la República Dominicana.

Capital y Transferibilidad: Su capital social se representa en acciones, las cuales son esencialmente negociables. Para las sociedades anónimas, la ley dispone un mínimo de capital social autorizado de RD$30,000,000.00 y 10% de esta cantidad debe estar suscrito y pagado. La ley no establece ninguna restricción para la transferencia de las acciones de las sociedades anónimas. Sin embargo, los socios pueden acordar restricciones, siempre y cuando las mismas no impliquen prohibición de transferencia de dichas acciones.

Administración, Supervisión y Toma de Decisiones: Estas sociedades son administradas por un consejo de administración compuesto por un mínimo de tres (3) miembros. Una empresa no puede ser designada como presidente de este tipo de sociedades. Respecto de la supervisión, la ley establece que las mismas deben ser supervisadas por uno o varios comisarios de cuentas quienes son nombrados para dos (2) ejercicios sociales y tienen la misión de verificar los valores y documentos contables de la sociedad.

El órgano supremo de las sociedades anónimas es la asamblea general de accionistas, la cual recibe anualmente un reporte de todas las operaciones de la sociedad, así como también decide la distribución de los beneficios y aprueba el reporte que prepara la administración.

SOCIEDAD ANÓNIMA SIMPLIFICADA
La Sociedad Anónima Simplificada (S.A.S.) es una entidad de responsabilidad limitada conformada por dos o más socios, cuya responsabilidad por las pérdidas de la sociedad se limita a sus aportes. A diferencia de la Sociedad Anónima, ésta sociedad permite cierta libertad a los accionistas de incluir criterios de organización en sus estatutos sociales, de acuerdo a las necesidades y objetivos de la empresa.

Capital y Transferibilidad: Su capital está dividido en acciones, pero solamente pueden emitirse en forma nominativa para este tipo de sociedades. El capital social autorizado mínimo requerido es de Tres Millones de Pesos (RD$3,000,000.00) y una suscripción de por lo menos el 10% de dicho capital.

Administración y supervisión: Los socios pueden, mediante los estatutos, determinar libremente la estructura orgánica de la sociedad, pudiendo ser administradas y dirigidas por un consejo de directores o por uno o varios administradores. Igualmente, este tipo de sociedad no requiere de la supervisión de un comisario de cuentas a menos que la misma emita títulos de deuda de manera privada.

SOCIEDAD DE RESPONSABILIDAD LIMITADA
La Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.) es aquella que se forma por un mínimo de dos (2) y un máximo de cincuenta (50) socios, que no responden de forma personal por las deudas sociales. Esta forma de organización comercial es muy utilizada para negocios medianos y de capital esencialmente cerrada.

Capital y Transferibilidad: El capital social de las S.R.L. se divide en partes iguales e indivisibles denominadas cuotas sociales, las cuales no pueden estar representadas por títulos negociables, ni tener un valor nominal inferior a RD$100.00. El capital social mínimo de las S.R.L. es de RD$100,000.00, el cual deberá ser completamente suscrito.

Las cuotas sociales son libremente transmisibles por vía de sucesión o en caso de liquidación de comunidad de bienes entre esposos y libremente cesibles entre ascendientes y descendientes. Igualmente, la cesión de las cuotas sociales entre socios es libre, salvo que estatutariamente se establezcan limitaciones. La cesión de cuotas sociales a terceros, así como su otorgamiento en prenda, requiere el consentimiento de las ¾ partes de los socios, previo al cumplimiento de ciertas formalidades y condiciones.

Administración, Supervisión y Toma de Decisiones: La administración está a cargo de uno varios gerentes, que deben ser personas físicas y de manera individual está(n) investido(s) de los más amplios poderes para actuar en nombre de la sociedad en cualquier circunstancia. No es obligatoria la designación de un comisario de cuentas, pero de todas formas se requiere que los estados financieros de la sociedad sean auditados.

EMPRESA INDIVIDUAL DE RESPONSABILIDAD LIMITADA
La Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L.) es una empresa de responsabilidad limitada que pertenece a una persona física y tiene personalidad jurídica propia con un patrimonio independiente y separado de los demás bienes de la persona física propietaria de dicha empresa. Las personas jurídicas no pueden constituir ni adquirir empresas de esta índole.

Capital y Transferibilidad: La Ley no establece sumas límites respecto del aporte a ser realizado por el propietario de la empresa, por lo que puede ser libremente fijado y aumentado por éste, acorde con las formalidades de la Ley a estos efectos. Las E.I.R.L., pueden ser transferidas, conforme las condiciones y formalidades establecidas por la Ley, pero solo a otra persona física individual.

EMPRESAS EXTRANJERAS
Las entidades comerciales, formal y debidamente constituidas en cualquier país del mundo, son reconocidas en la República Dominicana, previa confirmación de su existencia legal por la autoridad que corresponda, de acuerdo con las formalidades establecidas por la ley del lugar de su constitución. La Ley dispone que las sociedades extranjeras, en cuanto a su existencia, capacidad, funcionamiento y disolución se rigen por la ley del lugar de su constitución y, en cuanto a sus operaciones y actividades en el país, están sujetas a las leyes dominicanas.

Las sociedades extranjeras que establezcan una sucursal o establecimiento permanente en República Dominicana o cuando realicen actos de comercio de forma habitual en el país, deben registrarse en el Registro Mercantil e inscribirse en el Registro Nacional de Contribuyentes de la Dirección General de Impuestos Internos.

La Ley reconoce la igualdad de las sociedades extranjeras con las sociedades locales ante la Ley y, por lo tanto, declara que las mismas no tienen la obligación de prestar ningún tipo de fianza judicial en caso de querer accionar en justicia en el país.

Establecimientos Permanentes
Un establecimiento permanente es definido por la legislación de la República Dominicana como un lugar fijo de negocios en que una persona física, jurídica o entidad del extranjero, efectúa toda o una parte de su actividad, incluyendo tener sedes de dirección, oficinas, sucursales, servicios, entre otros, siempre y cuando su funcionamiento exceda de 6 meses dentro de un período anual.
A raíz de la última reforma tributaria del 2012 se amplió el concepto de entidades del extranjero a aquellas entidades que en su país de origen tengan personalidad jurídica o no, incluyendo partnerships, trust, sucursales, entre otras. Asimismo, se obliga a los contribuyentes no residentes, pero con establecimientos permanentes a registrarse por ante la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y presentar informaciones, tales como datos identificativos de número de registro de contribuyentes en su país de residencia fiscal, y datos de los titulares que posean más de un 10% del capital o interés en la persona jurídica o entidad no residente, en adición a las exigidas a cualquier contribuyente.
De igual manera, los establecimientos permanentes no residentes estarán obligados a nombrar y notificar a la DGII un contribuyente con residencia en la República Dominicana para que lo represente por ante la DGII en relación con sus obligaciones tributarias. Esta designación de representante por ante la DGII también será exigida a las personas o entidades residentes en estados o territorios con regímenes fiscales preferentes, de baja o nula tributación o paraísos fiscales cuando sean titulares de bienes o derechos en territorio dominicano.

OTRAS DISPOSICIONES DE LA LEY SOBRE ORGANIZACIONES CORPORATIVAS
La Ley dispone igualmente procesos corporativos que hasta le fecha no estaban regulados legalmente, como las fusiones y escisiones, los aumentos y reducciones del capital suscrito y pagado de las entidades y la disolución y liquidación de las sociedades comerciales.

La Ley igualmente dispone con detalle los deberes fiduciarios de los administradores e incluye disposiciones penales para castigar las violaciones de la Ley por parte de las sociedades y sus administradores.

¿Cómo podemos ayudarle?